Abordamos la traducción de todos los temas de ayuda de un programa, adaptándola al software traducido y localizándola para cada idioma. Esta localización implica la generación de tablas de contenidos, entradas de índice, capturas de pantalla, etc., de manera que el usuario final encuentre una coherencia perfecta entre el software traducido y la correspondiente ayuda. Para ello es preciso:

  • Extracción de los contenidos de la ayuda compilada, a un formato "traducible" (normalmente HTML, XML).
  • Traducción de los contenidos, editando enlaces, entradas de índice y entradas de tabla de contenidos, si fuera necesario.
  • Capturas de pantalla.
  • Compilación de la ayuda.
  • Testeo de errores y bugfixing.
  • Testeo de la ayuda con el software (si este posee una ayuda en contexto).