La gestión terminológica se basa en un riguroso estudio de la terminología propia de empresas y organizaciones, y resulta imprescindible para garantizar la uniformidad y coherencia en todas las comunicaciones y soportes multilingües de las empresas. Este servicio se presta con la participación de terminólogos, personas expertas en gestión terminológica.

Las fases que comprenden un proyecto de Gestión Terminológica son:

Beneficios para la empresa

  • Garantiza que los manuales y documentación corporativa serán siempre precisos y coherentes
  • Se optimiza el proceso de redacción, traducción y corrección de la documentación corporativa, con significativos ahorros en costes.
  • Se refuerza la imagen e identidad corporativa frente a terceros gracias a una comunicación coherente en estilo y vocabulario.